Royal Caribbean Group fortalece su compromiso con la conservación de los océanos a través del programa OceanScope y una inversión de cuatro años en investigación ambiental

0
466

Royal Caribbean Group (NYSE: RCL) da un paso adelante en su compromiso de larga data con la conservación de los océanos y la investigación ambiental al anunciar una ampliación de cuatro años en su inversión en OceanScope. Este programa de datos de código abierto proporciona información crítica a los científicos para estudiar el clima y la conservación de los océanos. La renovación de este programa, en colaboración con destacados socios como la Escuela Rosenstiel de Ciencias Marinas, Atmosféricas y de la Tierra de la Universidad de Miami, la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), se lleva a cabo en el Día Mundial de los Océanos, en línea con los más de 20 años de investigación innovadora sobre la vida marina y oceánica realizada a bordo de los cruceros de Royal Caribbean Group.

OceanScope utiliza una variedad única de instrumentos oceanográficos y meteorológicos para generar una recopilación continua y simultánea de información clave sobre el océano desde los barcos de Royal Caribbean Group. Esta información incluye la estructura de las corrientes, la temperatura de la superficie del mar, las concentraciones de dióxido de carbono y la salinidad. Los barcos recopilan estos datos en rutas recurrentes, lo que permite a los científicos monitorear los cambios a lo largo de estaciones, años e incluso décadas.

«En Royal Caribbean Group, cada día es el Día Mundial de los Océanos, y estamos encantados de renovar un programa tan impactante en la investigación de los océanos como OceanScope», declaró Jason Liberty, presidente y CEO de Royal Caribbean Group. «Estamos comprometidos con la protección de nuestro planeta y con ofrecer vacaciones de manera responsable, y nuestro apoyo a esta iniciativa única durante décadas es prueba de ello. Estamos ansiosos por ver cómo OceanScope y nuestros colaboradores científicos avanzan en nuestra comprensión de la conservación y la salud de los océanos».

La base de datos de código abierto de OceanScope está disponible para la comunidad científica internacional en todo el mundo. Los resultados obtenidos a partir de estos datos y la investigación revisada por pares son fundamentales para definir políticas oceánicas y de conservación.

Desde su inicio en 2002, el programa ha sido fundamental para verificar por primera vez que la acidificación de los océanos, una reducción en el pH durante un período prolongado de tiempo causada principalmente por la absorción de dióxido de carbono de la atmósfera, está ocurriendo en el Mar Caribe, pero a tasas variables. La acidificación de los océanos es perjudicial para los organismos calcificadores, como las ostras, las almejas, los erizos de mar, los corales de aguas poco profundas, los corales de aguas profundas y el plancton calcáreo, y representa una preocupación constante para toda la cadena alimentaria.

La expansión de OceanScope en los barcos de Royal Caribbean Group contribuye a garantizar la monitorización continua de los procesos oceánicos y atmosféricos clave en ecosistemas críticos.

«Estamos muy agradecidos por la renovación de esta exitosa colaboración con Royal Caribbean Group», explicó el Dr. Peter Ortner, profesor investigador de biología marina y ecología en la Escuela Rosenstiel de Ciencias Marinas, Atmosféricas y de la Tierra de la Universidad de Miami. «Este es un ejemplo extraordinario de cómo el sector privado, las instituciones académicas de investigación y las agencias gubernamentales están colaborando para tener acceso a un conjunto de datos increíblemente valioso que destaca la intrincada conexión entre el océano, la atmósfera y el clima».

Desde 2023, se han recopilado datos de más de 100,000 millas náuticas navegadas por cuatro barcos a través del Mar Caribe, las Galápagos, el Océano Atlántico Norte y el Mar Mediterráneo. Actualmente, los barcos Allure of the Seas y Adventure of the Seas de Royal Caribbean International, junto con Celebrity Flora y Celebrity Equinox de Celebrity Cruises, están proporcionando datos a los científicos de la NOAA, la Escuela Rosenstiel de la Universidad de Miami y la comunidad en general. Royal Caribbean Group también compartirá los conocimientos adquiridos a través de este programa con sus más de ocho millones de pasajeros de cruceros anuales para mejorar su comprensión del océano.

«La NASA se complace en continuar su larga colaboración con OceanScope, que es un actor muy valioso en los esfuerzos liderados por la Agencia para comprender el clima de la Tierra en la actualidad e informar a la humanidad sobre lo que le espera mañana. Ver los océanos de la Tierra desde el espacio y aprovechar las observaciones in situ que proporcionan proyectos como OceanScope es lo que nos permite construir un conocimiento sólido del papel del océano en el clima, controlando el calor, la energía y el agua de nuestro planeta», comentó la Dra. Nadya Vinogradova Shiffer, líder del Área de Foco en el Cambio y Variabilidad Climática de la NASA y directora del programa de Física Oceánica de la NASA en su sede de Washington, D.C.

«Las operaciones sostenidas y sistemáticas con instrumentos automatizados en una variedad de plataformas, incluida esta colaboración innovadora, son clave para mantener y fortalecer el Sistema Mundial de Observación de los Océanos de la Organización Meteorológica Mundial y de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental, de las cuales la NOAA es uno de los principales contribuyentes», destacó Rik Wanninkhof, científico senior en la NOAA y experto en carbono oceánico en el Laboratorio Oceanográfico y Meteorológico del Atlántico. «Específicamente, los datos sobre CO2, temperatura y salinidad de la superficie obtenidos por los barcos de Royal Caribbean Group son una de las principales contribuciones a estas redes de observación oceánica para determinar la fuerza del sumidero de carbono del océano y la acidificación del océano».

Los proyectos de conservación de Royal Caribbean Group van más allá de OceanScope, ya que la compañía lidera un compromiso más amplio para proteger el planeta como parte de su plataforma «SEA the Future». Royal Caribbean Group trabaja activamente para descarbonizar su negocio a través de la innovación, acuerdos de colaboración y la transición a combustibles más limpios, tecnologías más inteligentes y mejoras en la eficiencia energética. Además, los esfuerzos de la compañía se centran en «Destination Net Zero», un compromiso para lograr emisiones netas cero en 2050 y alcanzar emisiones netas cero en los barcos para 2035.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí