Entrevista a David García, director de crucero del Sovereign de Pullmantur

David Garcia entrevista

“En un crucero, uno debe quedarse con lo mejor, con lo más positivo, para volver a casa contento”

Crucero10.com navegó recientemente a bordo del Sovereign de Pullmantur y, además de vivir una nueva experiencia a bordo de uno de los muchos cruceros que navega por el Mediterráneo, pudimos hablar con David García , el director de crucero del Sovereign, que compartió con nosotros algunas experiencias y anécdotas de su trayectoria en el mar y de su actual trabajo a bordo.

 

C10 -. ¿Nos podría decir en qué consiste su trabajo como director de crucero?

DG -. El llamado director de crucero es el director de entretenimiento a bordo, quien gestiona los espectáculos, la música y las actividades tanto de adultos como de niños. Algunas compañías cambiaron el nombre de la posición a bordo por “Director de Entretenimiento”, porque mucha gente piensa que los directores de crucero  somos los responsables de gestionar todo el barco o de diseñar la ruta de viaje, al tener el nombre de director de crucero (risas).

En el Sovereign, el equipo de entretenimiento está formado por más de 50 profesionales entre animadores, artistas, cantantes, bailarines, técnicos,  escaladores y músicos. Entre mis tareas, está la de diseñar el diario de a bordo, seleccionar los mejores horarios para las actuaciones de músicos, elegir el orden de los espectáculos y sus horarios, programar las actividades de animación, etc.

Además, soy el maestro de ceremonias de los espectáculos y todas las noches aparezco al escenario a presentar el show de cada noche y luego cerrarlo. También participo en las bodas y renovación de votos a bordo, cócteles y fiestas privadas, entrega de placas, etc… ¡Ah! Y los anuncios a través del sistema de megafonía también es parte de mi responsabilidad.

En definitiva, mi misión es que el pasajero se divierta y se marche con una sonrisa y un recuerdo imborrable de su experiencia a bordo.


C10 -. ¿Cuantos años lleva trabajando en este sector y en qué compañías?

DG -. Comencé trabajando en cruceros en 2005 para Royal Caribbean. Llevo casi 9 años trabajando a bordo. Con Royal Caribbean estuve 5 años, después fui a Iberocruceros, donde pasé 3 años hasta que recibí una oferta de Pullmantur, con la que estoy trabajando desde el mes de Julio de este mismo año.

DG 2C10 -. ¿Qué puestos ha desempeñado durante su trayectoria a bordo?

DG -. Curiosamente mi primer puesto a bordo fue en las tiendas como vendedor. Fue en 2005, a bordo del Empress, cuando aún pertenecía a la flota de Royal Caribbean (6 meses desde Puerto Rico).

Quería entrar como animador pero en ese momento no conseguía dar con la persona a la cual escribir y aproveché la primera oferta que recibí, ya que estaba decidido que iba a ser mi carrera. Me fascinaba el sector cruceros: viajar, hablar idiomas…

De hecho, una vez estás a bordo, pude hacer contactos, y al siguiente contrato ya me ascendieron como animador en el Rhapsody of the Seas saliendo desde Galveston (Texas). Cumplí mi sueño.

Luego vinieron varios contratos con el Brillance of the Seas, con sus cruceros desde Barcelona, con mayoría de público español, donde me ascendieron a Spanish Host, lo que venía a ser Director de Crucero para los pasajeros hispanohablantes.

Hay que decir que en los cruceros de bandera americana no hay muchos españoles trabajando y yo estaba en un barco con más de 1.500 pasajeros españoles, a cargo de la animación para ellos. Era la solución lógica, ¿no? (risas).

Después de unos años, quise un cambio de posición y me asignaron al departamento de excursiones donde trabajé durante 2 contratos, el último en el Jewel of the Seas. Fue entonces cuando recibí una oferta para ser director de crucero para la compañía Iberocruceros y no lo dudé, pasando los 3 últimos años. Como comentaba, actualmente, y desde el mes de Julio de 2014, formo parte de la familia Pullmantur.

C10 -. ¿Recuerda su primer día como tripulante?

DG -. Todo tripulante recuerda su primer día… Yo nunca había cruzado el charco y viajé hasta Miami donde embarqué en el Empress, entonces de Royal Caribbean. Tuve la suerte que en las 4 horas que estuve esperando en el muelle para embarcar, un oficial griego del puente de mando que embarcaba ese mismo día me puso al día de los pros y contras de la vida a bordo. Y aunque hubo cosas que me “asustaron” (lo reconozco), me vino muy bien esta primera conversación con esta persona, ya que durante los tres primeros meses se convirtió en mi mejor amigo y me daba consejos muy buenos.

También recuerdo cuando me recibió la Jefa asistente de las tiendas de a bordo: una chica sudafricana altísima que hablaba con fuerte acento… ¡Me perdía! Ni sabía que me estaba diciendo, de las cosas con las que me bombardeó. Mi inglés era bastante bueno pero empezó a hablarme de procedimientos, entrenamientos y otras cosas y… ¡lo pasé mal!

Eso sí, el momentazo fue cuando me llevó a mi camarote y abrió esa puerta… En ese instante, fue como en esas películas donde al protagonista le hablan y se pone gris de repente y se oye la voz de su mente únicamente… La cabina era tan minúscula que yo solo podía pensar: “¿Cómo voy a pasar 6 meses metido ahí?” . Mientras, ella seguía hablando de cualquier cosa, a su ritmo… Afortunadamente, tras esta primera impresión, nuestra vida a bordo es tan intensa que uno casi no pasa tiempo en el camarote, sólo para dormir.

Otra… También recuerdo como mi compañero de camarote me dijo uno de mis primeros días que había “drill” y yo no sabía realmente lo que era, pero no paraba de repetirlo. Finalmente supe qué significaba: “simulacro”. ¡Vale! (risas)

dg 3C10 -. ¿Alguna anécdota divertida que le haya sucedido durante estos años?

DG -.  Recuerdo dos ahora mismo: la primera vez que viví una fuerte tormenta y el Empress se movía bastante. Recuerdo ir literalmente haciendo zigzag por el pasillo… Yo mismo iba riéndome, me parecía muy gracioso, cuando hay tripulantes que se marean y lo pasan mal. Yo tengo la suerte que no me mareo ni en grandes tormentas.

La segunda que recuerdo fue un día al salir al escenario a presentar un espectáculo con el director de crucero. El foso, ahí donde se instalan los músicos (una plataforma que asciende y desciende) , estaba abierto. Como estábamos a oscuras, recuerdo salir con la música siguiendo al director y en el último segundo, cambié el paso porque me iba de cabeza al foso… ¡No me maté de milagro! (risas)

C10  -. ¿Cuál ha sido su mejor momento a bordo de un crucero?

DG -. Obviamente cuando logré alguna promoción o cuando me nominaron a empleado del mes. También cuando uno logra hacer reír y divertir a personas de diferentes nacionalidades. Mis 5 años en Royal Caribbean fueron muy gratificantes: lograr hacer reír en un idioma que no es el tuyo y que la gente te reconozca tu buen trabajo es fantástico, PRICELESS!… Más adelante también llegué a hacer presentaciones en alemán.

Aunque uno tiene días mejores y peores, al final, lo positivo siempre es mucho más que lo negativo, a la hora de estar embarcado. Y por supuesto, lo mejor que me ha pasado nunca es haber conocido a mi mujer Jesica a bordo. Ella es bailarina.

DG 4C10 -. ¿Cuál es su escala favorita?

DG -. Tengo varias que me gustan. En el Mediterráneo diría que Nápoles y Estambul. En el Báltico, San Petersburgo. En el Caribe, Aruba, St. Maarten y cualquiera de México. En Costa Este de EEUU, me fascina Boston. En Sudamérica me quedo con Rio de Janeiro. En Emiratos Árabes, Dubai… ¡Ah! También me encantaron Akureyri y Rejkavic, en Islandia, y Brujas (Bélgica) y Hamburgo (Alemania)… Hay tantas que se me hace difícil escoger sólo una.

C10 -. ¿Por qué cree que un crucerista español debe elegir Pullmantur?

DG -. Aquí voy a ser claro, si me lo permitís: Pullmantur es, y a partir de Noviembre será, en exclusiva, la única compañía de cruceros enfocada al crucerista español, con un producto 100% pensado para ellos. Con el idioma español y nuestra idiosincrasia. Las otras compañías ofrecen asistencia en español, pero solo eso… “asistencia”. Y todo es en inglés… o en 5 idiomas… En Pullmantur acomodamos a todos los pasajeros de todas las nacionalidades, pero para ello, hay asistencia en su idioma. Aquí normalmente tenemos mas del 80% del pasaje de habla hispana… El español que quiera sentirse como en casa, ¡sólo debe elegir Pullmantur!

dg 5C10 – .¿Algún mensaje para nuestros lectores cruceristas?

DG -. Decirles que yo también soy un crucerista de corazón. Ya hice cruceros hasta en mis vacaciones, como si 6 o 8 meses a bordo no fueran poco… (risas). Y de hecho, me gusta leer las opiniones en los foros de internet para ver qué opinan y en qué podemos mejorar.

Para los indecisos que aún no hicieron nunca un crucero, decirles que es una manera genial de viajar sin preocuparse en mover maletas todos los días mientras  visitas varios países en un corto tiempo. No hay hotel en el mundo que ofrezca tanto entretenimiento, excursiones, y tanta variedad de comida como en un crucero.

Sobretodo destaco la amabilidad y el servicio de la tripulación, que tampoco se compara a la de un hotel. Aquí realmente nos volcamos con el huésped y pensamos que sin ellos nada de los que hacemos a bordo tiene sentido.

A los veteranos, con mil batallas en cruceros, les diría: aunque sé que es difícil, que no comparen… Cada ruta, cada barco, cada compañía es muy diferente de la otra… Incluso el mismo crucero en el mismo barco, de un año a otro, cambia completamente. ¿Por qué? Por el hecho de que la tripulación no es la misma… Así pues, comparar (lo digo por la experiencia y por los comentarios que siempre me hacen los huéspedes) no es bueno, aunque reconozco que es inevitable.Sovereign vertical Pullmantur

En definitiva, recomiendo disfrutar del crucero como cosa única que es, con sus cosas mejores y peores, y quedarse con las mejores, siempre. Que para eso uno esta de vacaciones: para disfrutar y no para irse a casa molesto.

Un gran saludo a todos y espero verlos a bordo del Sovereign. ¡¡¡No se olviden de saludarme!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *